Cómo hablar en público.

Sept 02, 2010 | Por Antonio Romero.

ES FÁCIL MEJORAR SUS PRESENTACIONES, SI SABE COMO.

Lo normal es que usted no tenga tiempo de acudir a un curso para mejorar sus habilidades a la hora de hablar en público. Ni puede seguir todos esos tediosos ejercicios que mejoran la dicción. Seguramente tampoco le apetezca apuntarse  a un curso de interpretación. Pero seguro que le gustaría mejorar a la hora de tener que realizar una presentación o dirigirse a una audiencia. Aquí tiene unos consejos fáciles de seguir que le serán de gran ayuda y, aunque no consiga una técnica depurada, mejoraran sus capacidades y le darán una mayor seguridad a la hora de hablar en público:

  1. Antes de empezar caliente la voz.

  2. Esto es muy sencillo y muy útil. Antes de empezar su discurso basta con que se meta en un despacho o alguna habitación y cuente muy despacio y en voz alta cambiando los tonos de cada número como si de una escala musical se tratase. Hágalo moviendo exageradamente los músculos de la cara. Con dos o tres minutos es suficiente. Cuando comience su discurso, su voz estará preparada.
  1. Respire profundamente.

  2. Antes de salir al estrado y durante un par de minutos inspire y expire profundamente. Le aliviará de tensiones y mejorará su concentración.
  1. Hable como si se dirigiera al último de la fila.

  2. Esto no significa que grite. Simplemente que se imagine que tiene que dirigirse a la persona más lejana de la sala. Su voz se escuchará y no se perderá en un susurro.
  1. Procure hablar despacio.

  2. No coja carrerilla como si estuviera recitando una lección. Haga alguna pausa entre frase y frase. El silencio es también parte del discurso.  Recuerde que no hay nada más dramático como una buena pausa.
  1. Mire a todo el mundo.

  2. Muchas veces los oradores inexpertos centran su atención sobre una o dos personas de la audiencia, normalmente de la primera fila, y les cuentan toda la charla olvidándose del resto de la audiencia. Parece como si el ponente tuviera miedo al resto del público. Procure barrer con su mirada a todos los asistentes moviendo lentamente la cabeza de un lado a otro de la sala. Por cierto, a no ser que quiera dirigirse a alguien en concreto, no mire a la gente directamente a los ojos. Mírela al entrecejo. Aunque parezca raro, esto resulta más natural y agradable para el público.
  1. Cuidado como pone los pies.

  2. Si tiene que permanecer de pie, procure colocar los pies en un ángulo de 45 grados un respecto del otro. El ideal es que un pié mire hacia la audiencia y el otro se sitúe a 45 grados de este. El peso del cuerpo debe caer en el pie que mira a la audiencia.  No esté todo el rato con el peso sobre el mismo pie. Vaya cambiando, un rato con el derecho y otro con el izquierdo. Esto evitará que se balance de un lado a otro. No es tan difícil. Levántese y pruébelo. Transmitirá una gran sensación de seguridad y naturalidad.
  1. No permita distracciones.

  2. Es algo obvio pero debe tenerlo en cuenta. Minimice las distracciones. Si hay una puerta abierta procure que esté cerrada cuando vaya  a empezar. Luego puede entrar mucho ruido por ella. Fíjese si le han quitado la música ambiental, esto a veces pasa. Últimamente esta de moda que mientras el ponente está hablando parte de la audiencia esté manejando el portátil. Es increíble pero cierto. No lo permita bajo ningún concepto. Mire a los ojos a la persona que esté tecleando, haga una prolongada pausa y, si con eso no se da por aludido, simplemente dígale que está esperando a que acabe. Tampoco sea muy duro, lo será el resto de la audiencia...

European Asociation of Motivational Speakers

El Ponente Infiltrado. Agencia de eventos. Presentadores Españoles para tus ponencias en toda España.
© 2012-13 Copyright Area Mágica. Todos los derechos reservados.
El Ponente infiltrado. Agencia de eventos. Presentadores Españoles para tus ponencias en toda España.